Skip directly to content

Hipertrofia ventricular izquierda (HVI) y enfermedad cardiovascular

La hipertrofia ventricular izquierda (HVI), un aumento en el tamaño del tejido muscular de la pared ventricular izquierda, es una respuesta a condiciones que requieren que el músculo cardíaco tenga que esforzarse más. La hipertensión crónica es el factor de riesgo más frecuente para el desarrollo de la HVI, aunque la edad, la obesidad y otras comorbilidades también pueden influir. La HVI es muy frecuente en pacientes con hipertensión, con tasas de prevalencia del 20 % al 50 %, según el método de detección y la edad de los pacientes. La HVI es un factor de riesgo potente y un factor de predicción de morbilidad y mortalidad cardiovascular, incluyendo insuficiencia cardíaca, enfermedad coronaria, accidente cerebrovascular, arritmias y muerte cardíaca súbita. Se demostró que la detección y el tratamiento tempranos de la HVI reducen el riesgo de eventos cardiovasculares aún más en el continuo de la enfermedad cardiovascular. Las intervenciones en el estilo de vida (especialmente dejar de fumar) son una parte fundamental del tratamiento de la HVI, pero el tratamiento farmacológico también es necesario para reducir adecuadamente la PA y la HVI. Las clases de fármacos que mostraron el mayor beneficio en ensayos aleatorizados controlados son los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (IECA), los bloqueadores del receptor de angiotensina (BRA) y los bloqueadores de los canales de calcio (BCC). En la mayoría de los casos, se prefiere una combinación de 2 o más de estos fármacos para lograr una mayor reducción del riesgo cardiovascular y de HVI.

Introducción

La hipertrofia ventricular izquierda (HVI) es un engrosamiento anormal del miocardio ventricular izquierdo que se desarrolla en respuesta al constante aumento de la carga cardíaca, más frecuentemente debido a hipertensión crónica.1 A corto plazo, este cambio estructural le permite al corazón compensar el aumento de la carga hemodinámica.2 Sin embargo, a largo plazo, la HVI sostenida constituye un factor de riesgo independiente de muchas afecciones cardíacas, como2:

  • Insuficiencia cardíaca
  • Enfermedad coronaria (EC)
  • Accidente cerebrovascular
  • Arritmias
  • Muerte cardíaca súbita
  • Morbilidad y mortalidad por causas cardiovasculares (CV)

La HVI está relacionada con una prevalencia extremadamente alta de eventos CV y se considera uno de los factores de riesgo más potentes de morbilidad y mortalidad graves, lo que aumenta el riesgo de muerte o complicaciones no mortales de 2 a 4 veces más, independientemente de la edad, el sexo u otros factores de riesgo.2 Como la HVI tienen una función tan clave en el desarrollo de la enfermedad cardiovascular (ECV), su prevención, detección y tratamiento tienen una gran importancia clínica en el manejo de los pacientes con hipertensión arterial.3 Aunque el manejo es más complejo que el control de presión arterial (PA) solo, la HVI es un factor de riesgo modificable, y el tratamiento antihipertensivo ha demostrado reducir la HVI y disminuir las tasas de eventos CV adversos.1